Mostrando todos los resultados 4

BCAA’s + Glutamina

24,95 
47,94 
42,09 
20,95 

Aminoácidos naturales

Muchas personas conocen muy poco o nada acerca de los aminoácidos naturales. Esto sucede porque casi nunca somos conscientes de que efecto tiene sobre nuestro organismo lo que estamos comiendo.

Aunque no lo creas, los aminoácidos naturales para dormir bien se encuentran en casi todos los alimentos que ingerimos, el truco está en saber cómo combinarlos para lograr que nuestro cuerpo reciba en cada comida los nutrientes y proteínas que necesita para funcionar perfectamente cada día.

¿Qué son aminoácidos naturales?

Hablar sobre qué contiene los aminoácidos naturales suele convertirse a veces en algo tedioso, ya que parece que estamos recibiendo una clase de química un tanto compleja. Sin embargo, es importante que sepas que los aminoácidos “son todos los compuestos de origen orgánico que se unifican para formar las proteínas imprescindibles que necesita el organismo”.

En otras palabras y respondiendo a la pregunta qué son los aminoácidos naturales, se refiere a los componentes que tienen todas las comidas que ingerimos y que, combinados de forma eficiente, ayudan a nuestro cuerpo en procesos como: cicatrización, crecimiento, buena digestión, entre otros.

¿Qué alimentos contienen aminoácidos naturales?

Encontrarás que muchos de los alimentos que aquí te mencionamos contienen más de un aminoácido. Incluso es posible que combinando solo dos alimentos logres la fuente de aminoácidos necesarios para crear las proteínas que necesita tu cuerpo. Todo está en saber que aminoácidos naturales en alimentos:

Valina: la soya.

Triptófano: huevos, carne de cordero, semillas y atún.

Treonina: arroz integral, cacahuates y trigo.

Fenilalanina: semillas, cacahuates y queso. Carne de cerdo, pollo y ovejo.

Metionina: ajo, yogurt, huevos, carne y semillas. Carne de pollo, cerdo, caballo y ternera.

Lisina: leche, queso y papas.

Leucina: avena, maíz y frijoles.

Isoleucina: Lentejas, almendras, garbanzos, pescado y huevos.

Histidina: el trigo y el arroz.

Ácido aspártico: queso y leche. Verduras, legumbres, frutos secos y frutas.

Ácido glutámico: garbanzos, guisantes, perejil, cebolla, pescado, pollo y cerdo.

Asparagina: pescado, mariscos, huevos, ternera, espárragos, frutos secos y semillas.

Alanina: leche, queso y yogurt. Mero, salmón, bacalao y merluza.

Serina: lentejas, coliflor, arroz, pasta y semillas.

Prolina: cartílago de tiburón, coles, cebolla morada, pepino, guisantes, almendras, queso y leche.

Cisteina: espinaca, trigo, berro, zanahoria y cebolla. Pasta y cebada. Lentejas y guisantes.

Glicina: queso y leche. Berenjena, calabaza y zanahoria. Pollo, ternera y pavo.

Tirosina: trigo, avena y arroz. Fresas, manzana, piña y cambur.

Glutamina: queso, leche cruda, piña, naranja, cebada y arroz.

Arginina: lentejas, avellanas, sandias, avena, trigo, pollo, pavo y sardina.

¿Dónde comprar aminoácidos naturales?

Comprar aminoácidos naturales te será muy sencillo conseguir fuentes de aminoácidos en el supermercado, el mercado que está cerca de tu casa y hasta en pequeños establecimientos. Solo tienes que saber que alimentos comprar.

La ingesta de aminoácidos también se puede lograr a través de suplementos recetados por un nutricionista. Sin embargo, este solo te recetará dichos suplementos si se evidencia que tu organismo tiene un déficit de alguno de los aminoácidos naturales que más necesita.

¿Cómo conseguir aminoácidos naturales?

Saber cuántos aminoácidos naturales existen no es difícil cuando ya sabes que alimentos los contienen y como combinarlos para lograr una ingesta diaria completa de aminoácidos, para que el cuerpo y los órganos reciban las proteínas necesarias para su funcionamiento.

Lo importante es que sepas qué alimentos comprar y en qué cantidad comerlos. Recuerda que comer en exceso cualquiera de las fuentes de aminoácidos tampoco hará bien a tu organismo. La falta de un aminoácido en tu cuerpo no puede ser reparada con mucho de él, sino con una dieta sana que te permita ingerir la cantidad necesaria diaria.

¿Cuáles son los 20 aminoácidos naturales?

Los aminoácidos naturales vienen separados en 3 categorías:

Aminoácidos esenciales

No son más que aquellos aminoácidos que nuestro organismo no genera por sí mismo y por lo tanto, debemos incluir dentro de nuestra dieta consumiendo alimentos que si los contienen.

Valina: contribuye en la regeneración de tejidos en la piel. Además, se usa como parte del tratamiento de personas que están luchando contra su adicción a las drogas.

Triptófano: influye en el bienestar y ayuda con los hábitos de sueño a través de la producción de serotonina.

Treonina: ayuda en la quema natural de grasas y en la producción de anticuerpos.

Fenilalanina: controla la ansiedad y el hambre. También tiene un efecto calmante y suele usarse como parte del tratamiento para las personas que luchan contra el alcoholismo.

Metionina: contribuye a que el hígado pueda cumplir sus funciones sin complicaciones y además ayuda en el proceso de descomposición de grasas.

Lisina: importantísimo en el proceso de crecimiento en niños, ya que ayuda a absorber el calcio. También ayuda con la concentración y es usado en tratamientos para a fertilidad.

Leucina: también fundamental en el crecimiento de los niños, ya que es la fuente de energía que les permite realizar cualquier actividad, física sin agotarse rápidamente.

Isoleucina: controla los niveles de azúcar, repara tejido muscular y ayuda a crear la hemoglobina.

Histidina: fundamental para la producción de glóbulos blancos y rojos. También se interviene en el tratamiento de la sordera.

Aminoácidos no esenciales

Contrario a lo que su clasificación indica, no se refiere a que no son importantes para el cuerpo, sino que por el contrario, si los genera el mismo organismo y por lo tanto no es estrictamente necesario consumirlos por fuera.

Ácido aspártico: funciona como un regulador de la energía y el rendimiento físico. Combate la fatiga.

Ácido glutámico: al igual que el ácido aspártico sirve como regulador de energía.

Asparagina: forma parte del proceso de memoria de corto plazo. Combate la fatiga.

Alanina: influye en todo lo referente al desarrollo y buen funcionamiento muscular.

Aminoácidos condicionales

Más que para el funcionamiento de los procesos del organismo, estos intervienen en el tratamiento para la cura de algunas enfermedades.

Serina: ayuda en la creación de inmunoglobulinas y anticuerpos.

Prolina: excelente para mantener saludables la piel, cartílagos y articulaciones.

Cisteina: previene el daño causado por rayo UV y la contaminación.

Glicina: funciona como un neurotransmisor que inhibe el sistema nervioso y forma parte de la hemoglobina.

Tirosina: interviene en los procesos del metabolismo, concentración, memoria, estado de ánimo y el sueño.

Glutamina: otro que funciona como uno de los principales neurotransmisores del sistema nervioso central.

Arginina: ayuda con la cicatrización y a regular la actividad del sistema inmunológico.

Mostrando todos los resultados 4